La situación que vivimos por la pandemia producida por COVID-19 pone frente a nosotros un mundo diferente. Plantea nuevas formas de hacer las cosas, de vivir, y también influye en la forma de vender y de comprar. Analizamos el futuro del marketing digital, la actuación de las empresas y su transformación.

Reinventarse

Sin duda, las empresas han tenido que avanzar más rápidamente o dar un paso de gigante hacia lo digital. El escenario al que nos enfrentamos no deja otra alternativa: potenciar enormemente el e-commerce. Las que contaban con plataformas digitales han partido con una gran ventaja. Otras, se han visto obligadas a cambiar, a adaptarse al consumo online y sus productos, a la demanda.

Como considera Isidro Sánchez-Crespo, profesor del Máster en Marketing Digital de UNIR, “una empresa debe aclimatarse instantáneamente y mantenerse al día con las tendencias del marketing digital. Así podrá obtener el máximo beneficio de la marca. Si la empresa no estaba utilizándolo, no hay mejor momento para comenzar”.

 

Aprendizajes y futuro

La crisis del coronavirus pone en evidencia que cualquier negocio tiene la necesidad de acercar sus servicios o productos a través de medio digitales, afirma Beatriz Feijoó. Las empresas que hayan realizado una buena gestión habrán dado un gran paso en esta crisis. Para muchas, habrá significado la inmersión total en el comercio digital y para otras, la apertura de un proceso de digitalización imprescindible.

 

El futuro exigirá que las marcas y las empresas rediseñen su plan de juego. Deberán buscar mayores rendimientos y desarrollar una experimentación continua dentro de las prácticas clave de la publicidad de pago, destaca Isidro Sánchez-Crespo. Los equipos de marketing deben cambiar sus planes de medios y el calendario de campañas lo antes posible para prepararse para las fases de Re-activateRe-engage y Re-launch.

En estos momentos las compañías necesitarán también de profesionales digitales. La transformación digital de las empresas había generado ya un incremento en la demanda de perfiles profesionales especializados en este ámbito, que sigue aumentando a día de hoy. Por eso, la formación con un Máster en Marketing Digital genera mayores posibilidades laborales ante los cambios que vivimos y especialidades en Big Data, Neuromarketing o Estrategias Publicitarias, se convierten en un plus para el desarrollo profesional.

Fuente: https://www.unir.net/

Leave a Reply